Filosofía y educación

OTRAS NOTAS

• Converso es quien no necesita del dolor para mantenerse aferrado a Dios. Parece entre los humanos lo más frecuente, que a la desaparición del dolor suceda el olvido del sanador. El converso ha descubierto que quien mejor conoce y puede conducir el proyecto de su vida es su Autor.

• Balbucear lo inefable es lo propio del poeta y del filósofo. Por eso, sin distinguir si ya viene o aún van, la generosidad humana suele llamar poeta y filósofo a todo balbuceante. En el fondo no se trata de equivocación porque de lo inefable venimos y a lo inefable vamos. La distinción está en esa cierta pasión por el silencio de quien ya sabe que lo mejor es avenirse a ser llevado.

• ¿Cuántas veces una buena noticia cambia el panorama de nuestra vida?

No nos referimos a eventos como un nacimiento, la correspondencia en el amor o cosas de tal envergadura . . . sino a cosas más simples, de las que acontecen todos los días pero que sin embargo hay días en los que no las vemos . . .

Llamó a un amigo y me dice que le fue bien de vacaciones, que el amigo que le recomendé para visitar lo recibió tan bien como si lo conociese de toda la vida . . .  alguien se acuerda de preguntarme con cariño por mis hijos . . . un vecino me invita un mate a través de la cerca . . . veo un joven ceder un asiento en el ómnibus a una persona mayor . . .  escucho un pasaje musical y me llega al alma . . . . recuerdo un gesto anónimo que en su momento me conmovió . . . en el anden del tren veo a un ciego cantando con alegría para ganarse una moneda . . .

En realidad lo que deseamos señalar es el cambio que se produce cuando las simples cosas son miradas desde el alma . . . de pronto vemos con esperanza . . . nos sentimos más completos . . . la vida es bella y su sol brilla en nuestro corazón. . . la estrella de la alegría, cual lucero matinal, marca el horizonte de nuestra jornada . . .

• Sin Dios no hay subjetividad.

Sin Dios, el hombre es dios,

como el hombre no es Dios,

el hombre sin Dios es nada.

¿Por qué se duele del ninguneo

el hombre que a Dios ha negado?

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: